La escuela 3,1416 regala la mirada a través de una lupa ¡el primer asombro de los pequeños de la Tribu ante la capacidad de observar su Planeta!

domingo, 27 de marzo de 2011

Un científico en la Antártida

Si yo fuera una científica...
Un día que Einstein estaba aburrido en casa y no sabía qué hacer, decidió ir a dar un paseo, empezó a andar, andar y andar y cuando se dio cuenta se encontraba en la Antártica, intentó llamar a alguien pero… ¡No había nadie, ni tampoco cobertura! Ni había comida, ni bebida. Sólo podía pescar algún pez. También tenía que tener cuidado con los animales salvajes: osos polares, focas, leones marinos, etc. Einstein se puso a pescar cuando de repente aterrizó un helicóptero. Einstein corrió a ver quién era, en el helicóptero vio a su hermano que había venido a buscarle. Su hermano y él se marcharon a la ciudad. Cuando llegaron se dio cuenta de que había dejado en la Antártica el sitio perfecto para estudiar un montón de cosas desconocidas para nosotros. Cuando regresó a su casa sólo pensaba en el próximo viaje que iba a realizar con el material necesario para investigar.

Trabajo realizado por María Rodríguez, alumna de 6º A del CP. Padre Manjón de Burgos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada